Almeyda y Gaby… siempre juntos

Un buen día el futbol encontró a Matías con Gabriel y hasta ahora no se han separado. De paso, se han convertido en especialistas en regresar brillo a los grandes: River y ahora Chivas

“Tengo muchos amigos de la vida, del futbol tengo compañeros, es difícil que te hagas amigos. El jugador es raro, no es de llamar y así vas perdiendo amistades. A mí me quedan hermosos recuerdos, pero amigos de verdad casi no hay, es una profesión muy individualista”, es la cita con la que abre el capítulo “Amigos y compañeros” de la biografía autorizada de Matías Almeyda titulada “Alma y vida”.

Esta declaración permanece al borde de la lista de personajes que han marcado su vida, ahí está Gabriel Amato, su mano derecha en Chivas y desde antes, así lo explica:

Gabriel Amato es argentino como él y tiene 46 años, tres más que Matías, han estado juntos en sus proyectos deportivos y ahora están en camino de su primera final de liga en el futbol mexicano. Un reto que pintaba difícil a su llegada, cuando, como es costumbre, acusaron el desconocimiento de la competencia. Presentaron a Almeyda en septiembre del 2015 y junto a su cuerpo técnico, se ganaron la confianza de Jorge Vergara para validar sus intentos, 11 años después de la última final de Chivas, el equipo está de vuelta. Una institución que solo admite mexicanos en la cancha y está encabezado por técnico y auxiliares argentinos, la prueba de que no existen barreras de este tipo para trascender.

Fue delantero, vistió 15 camisetas distintas entre Argentina, España, Escocia y Brasil. Jugó en Boca, a quien seguía de niño por influencia familiar y no tiene problema en reconocerlo porque después llegó River y ahí cambió todo. En su trayectoria hay diez títulos, la experiencia de un campeonato de Libertadores en el 96, cuando compartía vestidor con Almeyda en River Plate, los títulos en Escocia y el ascenso con el Betis. Gaby sabe de adaptación y de sacrificio, habla de sus logros como resultado del esfuerzo por ganarse un sitio. Aunque partía rápido, fue en River en donde duró más: dos años y medio, según cuenta en entrevista para El Gráfico del 2008, en ella reconoce que le costó tener una vida estable, le gustaba la fiesta y la fama comenzaba a pesar sobre su nombre.

Gaby es pasional, lo dijo Almeyda y lo cuenta él mismo cuando relata aquella celebración que protagonizó durante su paso por el Rangers de Escocia en un partido ante el Shelbourne de Irlanda por la UEFA: “Como es un equipo católico y el nuestro es de los protestantes, nos hicieron jugar en Inglaterra para que no hubiera quilombo”. Perdían el partido, Amato entró para marcar dos tantos y celebrar uno de ellos señalando su espalda. El atrevimiento requirió de la policía para separar a los aficionados que se lanzaron sobre él.

Junio 23 del 2012, un día histórico para la dupla en el banquillo de River Plate. Almeyda y Amato dirigieron en la B Nacional, eran líderes del proyecto que tenía como único objetivo el regreso del equipo a la Primera División y ese día lo consiguieron con un triunfo 2–0 sobre Almirante Brown.

Apenas escuchó el silbatazo final, Matías se lanzó a los brazos de Gabriel, lloraron la victoria porque la carga del descenso pesó sobre su espalda durante toda la temporada, él mismo vivió el descenso como futbolista y lo asumió como técnico. “Va a ser difícil aprender a vivir sin la presión”, dijo entonces en una entrevista para Olé. En 2014, trabajaron juntos de nuevo y tras dos temporadas, consiguieron el ascenso de Banfield. De nuevo, el abrazo efusivo selló su gestión.

Esa capacidad para regresar a los históricos al sitio que les corresponde pudo ser uno de los factores que motivaron el voto de confianza de Chivas a un exigente Matías Almeyda que puso como condición a su plantilla técnica amplia; Gaby Amato, entre ellos.

Todavía no cumplen dos años bajo la responsabilidad del segundo club más ganador de México, con la demanda permanente y la vigilancia de los resultados, y han conquistado dos títulos de Copa Mx.

Su siguiente reto: plantar su bandera en territorio mexicano, pero primero deben vencer en dos partidos al equipo del único técnico de esta liga que nunca ha perdido el empleo: “Tuca” Ferretti y entonces replicarán la celebración.

Comunicóloga. Reportera. Antes en: juanfutbol, VICE en Español, Cámara Húngara, Goal en Español, Referee. Contacto: an.cmanjarrezt@gmail.com, Tw: @_anniemals

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store