Bolt, ¿el principio del fin del PES?…

¿Será suficiente para acortar distancias con el videojuego de FIFA? El recibimiento del anuncio no da muchas esperanzas al Pro Evolution Soccer; al contrario, los aficionados han usado la ocasión para reclamar la falta de licencias

Tomada del Twitter del videojuego.

El futbol domina el mundo, FIFA domina en los videojuegos. La competencia no representa un riesgo real. Desde 2010, superó las 100 millones de copias vendidas y se ubica entre las mejores franquicias de juegos en la historia junto a títulos como Mario Kart, Madden NFL, Assassins Creed y por encima de Pro Evolution Soccer, su principal adversario, de la compañía de entretenimiento Konami, que suma 81.65 millones.

La rivalidad ha crecido a la par del desarrollo tecnológico, el objetivo será siempre hacerlo más real, llevar las emociones al límite gracias a la experiencia visual con filtros, texturas e iluminación. Por eso se asesoran con jugadores profesionales de futbol. El lanzamiento de los primeros trailers es esperado por los aficionados para iniciar el análisis minucioso de las mejoras, ambos los presentaron hace un par de días y la discusión ha ido más allá de la experiencia virtual.

Las incorporaciones de figuras del futbol siempre suman puntos, en ese aspecto FIFA lleva una clara ventaja que no es ignorada al momento de comprar. Tendrá a la leyendas como Henry, Pelé y Yashin para su Ultimate Team. Además, ambas marcas compartirán a Diego Maradona, a pesar del conflicto legal que el argentino amenazó con iniciar en contra de Konami por los derechos de su imagen, y Ronaldo.

La estrategia de lanzamiento para PES 2018 fue muy arriesgada: El hombre más rápido del mundo, el jamaiquino que no es futbolista, pero sueña con serlo es su apuesta para el golpe autoritario. Usain Bolt es uno de los atletas con mejor reputación en el planeta, ESPN en su ranking World Fame 100 lo ubicó en la séptima posición este año, los millones de seguidores en redes sociales, los patrocinios y la cantidad de búsquedas en Google lo hizo avanzar desde la posición 15 que ocupó en el listado anterior. Bolt es solo superado por Cristiano, LeBron James, Messi, Federer, Phil Mickelson y Neymar.

¿Será suficiente para acortar distancias? El recibimiento del anuncio no da muchas esperanzas al Pro Evolution Soccer; al contrario, los aficionados han usado la ocasión para reclamar la falta de licencias que siempre ha sido un problema.

“¿Qué sigue?, ¿Roger Federer?”, “menos de estas payasadas y más licencias”, “¿un atleta en un juego de futbol?” Tener disponible a Bolt para el juego es un beneficio para quienes compren en preventa o en la edición Día 1. En los lanzamientos siempre se han quedado cortos.

Desde 1993, cuando el juego comenzó a venderse, contó con los derechos del máximo organismo del futbol mundial y ha sumado las licencias de las mejores ligas del mundo: Premier League, La Liga, Serie A, Ligue 1, con sus divisiones inferiores, Eredivisie, Scottish Premier League, Russian League y decenas más alrededor del mundo. La posibilidad de jugar con tu equipo favorito es una experiencia que sólo FIFA puede ofrecer por completo y en ese aspecto radica la principal diferencia con PES.

El videojuego de Konami firma a los equipos por separado y no adquiere la identidad completa, ahora tiene a Barcelona, Liverpool, Arsenal, Borussia Dortmund, River Plate, Corinthians, Flamengo y entre sus principales atractivos: Champions League y Europa League; pero de nuevo, restringidos para ofrecer la atmósfera auténtica y alimentada solo por la imaginación de las similitudes en un Clásico entre Barcelona y MD White, que no puede ser Real Madrid.

Mientras FIFA continúa con la suma de grandes nombres y mantiene la licencia de las ligas de élite, PES nunca ha podido sorprender a los fanáticos con licencias que los superen, ha buscado hacerlo con mejoras en la jugabilidad: el ritmo es más lento para controlar los movimientos y la dificultad para anotar es mayor. Sin embargo, en la última edición, de acuerdo con VG Chartz, empresa de inteligencia e investigación de mercado, FIFA vendió hasta febrero 10.4 millones de copias para la versión de PS4, mientras que Pro Evolution Soccer alcanzó 624 mil a nivel mundial. El éxito es todavía más impresionante en lugares como Gran Bretaña, en donde vendieron 40 veces más durante la semana de lanzamiento.

A FIFA le ha interesado construir historias, el jugador hace carrera de técnico o se pone los botines de Alex Hunter para darle personalidad, imagen y vencer objetivos como jugador. Ese dramatismo también los pone por encima para quienes buscan experimentar. Del otro lado PES, pretende realismo con un sistema de inteligencia artificial que, por ejemplo, identifica al jugador más habilidoso para apretar la marca de los rivales sobre sus movimientos.

Usain Bolt viste uniforme de futbol y botines, las imágenes sugieren que será jugador y su historial nos dice que será el más rápido disponible. El jamaiquino rompió su propia marca en 2009, cuando corrió 100 metros planos en 9.58 segundos; nadie ha podido superarla.

Su status como atleta es inmejorable, sin embargo, la primera reacción de los jugadores de PES apunta a que la admiración no se confunde con la afición.

Comunicóloga. Reportera. Antes en: juanfutbol, VICE en Español, Cámara Húngara, Goal en Español, Referee. Contacto: an.cmanjarrezt@gmail.com, Tw: @_anniemals

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store