Club de Cuervos, el dejavú constante

-¿A dónde, jefe?

Las últimas palabras de Chava Iglesias, protagonista de Club de Cuervos.

Después del fracaso de la dirigencia del equipo que heredó de su padre y mientras los Cuervos juegan el partido por la permanencia en la Primera División ante Xolos, la escena final muestra a Chava partiendo de Nuevo Toledo; su hermana Isabel ha quedado al mando, el crack Cardoné se despidió de donde nunca quiso estar y los cabos quedaron sueltos. Así dejó Netflix a sus aficionados cautivos… para anunciar poco después -como era esperado- que habría más.

La primera serie en español producida por Netflix fue futbolera, de comedia y drama, creada por mexicanos y disponible para todo el mundo. En un continente que puede entenderse a partir de su pasión por este juego, el riesgo respondió con alta popularidad; la empresa no aporta datos sobre rating entre sus más de 65 millones de usuarios, pero de acuerdo con el protagonista de la serie, Luis Gerardo Méndez, Club de Cuervos fue muy bien recibida en Colombia, Argentina y Estados Unidos, gracias a la opción de doblaje y subtítulos, además de algunos países europeos. La espera fue corta, esta semana estrenan la segunda parte en medio de una campaña de publicidad apoyada por canales deportivos, comentaristas y el entusiasmo desmedido de los espectadores.

¿La clave del éxito?

Quienes siguieron los trece capítulos coinciden en que la falta de contenidos sobre futbol en la televisión nacional elevó las expectativas y la popularidad de la serie, a pesar de la necesidad de pago mensual para acceder a la plataforma. Una prueba más de cómo los servicios de streaming han cumplido con exigencias que no cubre la televisión abierta. Si bien las opciones cinematográficas han existido, en un momento de auge de los programas seriados encontraron a un público necesitado de historias cercanas a la cultura mexicana. Sumaron seguidores que sin saberlo todo de futbol o estar siquiera interesados se mantuvieron episodio tras episodio.

Para los futboleros, la trama es un guiño constante por la complicidad aficionado-negocio de la que no se habla mucho por respeto a la sagrada condición del juego, pero qué diferente se ve cuando te dan la posibilidad de reírte de la perversión de sus valores. Cuervos FC cambió de nombre -en la imaginación- más de una vez para representar lo que sabemos de la Liga Mx. Otra clave del éxito.

La corrupción desde las fuerzas básicas, los dirigentes de los grupos de animación empoderados, el control de los promotores, el papel de los medios de comunicación que hablan y callan a gusto del mejor postor, los jugadores que le “tienden la cama” al técnico, los ídolos olvidados, todas situaciones comunes escondidas debajo de las camisetas. Normal entonces que Chava Iglesias, total desconocedor del negocio, intente hacer de un equipo apenas conocido, el Real Madrid de Latinoamérica y fracase (al menos hasta ahora).

¿Qué tan descabellado es su plan?

Chava se presenta ante el consejo de los Cuervos FC con la euforia de quien acaba de descubrir una mina de oro. La incredulidad provoca risa entre los que saben. Ha trabajado improvisadamente en un nuevo diseño para la camiseta tradicional y borra por completo los patrocinadores. Tan fácil es pensar en la posibilidad de que los uniformes de Pachuca, León, Jaguares, Veracruz, Querétaro puedan verse limpios por primera vez como desechar la idea porque los logos de las marcas son un mal necesario, aunque odiado. Las consecuencias económicas serían desastrosas.

La propuesta más arriesgada que hemos visto, en el sentido comercial, en el futbol mexicano es la de Chivas. Apenas en mayo, tras 22 años de relación, el equipo de Jorge Vergara rompió con Televisa e iniciaron transmisiones de producción propia en la plataforma de streaming Chivas TV. La innovación fue celebrada y también castigada, apenas cumplió su primer torneo, pero las quejas por la calidad del servicio han resultado en multas millonarias y usuarios insatisfechos.

La compra de un famoso crack campeón del mundo con España y exjugador del Barcelona, Aitor Cardoné, es el centro del proyecto que pretende posicionar a Nuevo Toledo como centro turístico, obviamente contando con la cooperación económica del presidente municipal. Otro guiño a nuestro futbol. De acuerdo con una investigación de juanfutbol, 10 estados del país han invertido recursos públicos y entre ellos, el gobierno de Puebla ocupa el primer sitio con 668.5 millones para la reciente remodelación del estadio Cuauhtémoc.

Un paralelismo con Aitor Cardoné es la contratación de Ronaldinho en el Apertura 2014. Si bien el brasileño pasó por Gallos Blancos -igualmente con nuevo dueño- para demostrar que sus buenas épocas pueden ser revividas sólo por YouTube, la apuesta del equipo fue una estrategia de marketing que buscaba abrir las puertas del estadio Corregidora a aficionados de otros colores, vender camisetas y atraer el interés alrededor del mundo. Asumiendo los riesgos del carácter fiestero al que nunca renunció. El porcentaje de ocupación mejoró considerablemente, antes de su debut no conseguían superar el 50% y tras la presentación en casa, se elevó por encima del 83%.

A pesar de acceder a la final en el siguiente torneo, Gallos Blancos se quedó sin título y Ronaldinho no fue titular en la serie. Los berrinches fueron nota en más de una ocasión y de su estilo de vida nocturno también se habló de más. Del rendimiento hay poco qué decir, tal como ocurre con el personaje que no puede evitar la caída del equipo.

Chava Iglesias se niega a “quedarse con los brazos cruzados” para prestarse al juego de Eliseo Canales, un conocido promotor de jugadores que lo amenaza con ser el causante de los “errores” arbitrales en contra de los Cuervos y de las lesiones fingidas por un par de jugadores para arruinar los planes del director técnico. Historias conocidas hay varias, pero las pruebas públicas no han sido suficientes.

La corrupción en el futbol mexicano no es secreto, pero las evidencias únicamente se encuentran en los testimonios de exjugadores y exárbitros que más tarde desisten o son desmentidos por las autoridades. “Poco a poco el aficionado se va a dar cuenta de que este espectáculo no es más que eso,una telenovela, con guiones escritos y todo”, señaló el exsilbante Erim Ramírez, al diario Reforma el año pasado. Lo acusaron de mentir y “por seguridad de él y de su familia” prefirió abandonar el tema.

¿Que si funcionaría el plan de Chava Iglesias? Los antecedentes nos dicen que no.

--

--

Comunicóloga. Reportera. Antes en: juanfutbol, VICE en Español, Cámara Húngara, Goal en Español, Referee. Contacto: an.cmanjarrezt@gmail.com, Tw: @_anniemals

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store