¿Cuándo se muere la ilusión del futbol profesional?

¿Qué piensan las nuevas generaciones de la limpieza del futbol mexicano?, ¿creen en el esfuerzo y trabajo?…

Crédito: Wikipedia Commons.

Van con una sonrisa de un lado a otro, bajan de los autos de sus padres y chocan las manos con quienes encuentran a su paso. El atuendo de futbolista les queda grande, las camisetas van muy holgadas y a la mayoría, los shorts les llegan por debajo de la rodilla; son pequeños, pero se sienten grandes cuando pisan el campo y corren tras el balón con los rostros furiosos de un profesional que se juega el título en cada partido. La semana escolar termina y les queda la felicidad de jugar al futbol.

El amor está expresado en las tardes que dedican a los entrenamientos, cuando podrían ver televisión o dormir; cada hora invertida implica esfuerzo por el que no ganan dinero… y quizás nunca lo consigan, pero es muy pronto para decirles y tal vez a algunos ni les importe porque no piensan en vivir de esto. Los padres invierten cerca de 40 mil pesos en este pasatiempo/proyecto anualmente, de acuerdo con sus cálculos.

“El futbol me gusta porque desde que despierto me acuerdo que voy a venir y quiero que se pasen las horas muy rápido”, dice Alan, tiene 10 años y viste una playera del Barcelona, lleva el número de Messi. Le pregunto por qué y dice que es el mejor del mundo, pero también tiene una de Cristiano Ronaldo aunque no le gusta tanto. El futbol mexicano no le parece tan divertido, a veces hasta se duerme cuando su papá lo ve con él y aunque en su casa le van a los Pumas y hasta tiene una camiseta, su equipo, “el bueno”, está en España y lo ve por televisión.

-¿Algún ídolo mexicano?, cuestiono.

-Mmmm… Gignac, dice con gesto de indiferencia.

“El otro día vi que no le marcaron un penal a Tigres en la final, pero yo creo que fue un error del árbitro, no porque no quisiera o porque le va a las Chivas, pero quién sabe”, responde con un poco de duda cuando le pregunto sobre la limpieza del futbol mexicano, hace falta reformular la pregunta porque la suciedad no es tan obvia para él, tampoco le preocupa.

“He escuchado que no es tan fácil que te contraten en un equipo, yo digo que tienes que ser muy muy, pero muy bueno y trabajar mucho, más horas al día que yo ahorita”. Alan tiene razón, el protagonismo en la liga mexicana está condicionado por los jugadores extranjeros. Por ejemplo, de la lista de diez goleadores del Clausura 2017, solo Oribe Peralta es mexicano y el 49% de los goles anotados provinieron de futbolistas extranjeros. Hay que luchar para debutar y después, para destacar entre una gran cantidad de fichajes que a veces ni siquiera consiguen minutos.

Entre los más grandes, la historia es distinta, la mayoría tiene como objetivo el nivel profesional, aunque han perdido la ingenuidad que de niños los hacía pensar que el talento bastaba para llegar. “Yo jugaba futbol, primero por gusto y luego porque me interesaba hacer de esto mi forma de vida, pero lo dejé porque mi papá quiso que mejor me dedicara a la escuela”, dice Daniel, quien llegó a jugar en la Sub-20 de un equipo mexicano. “Ahí te das cuenta cómo se maneja el futbol, sí importa que seas bueno, pero también depende de que no haya algún recomendado antes que tú porque entonces no importa cuánto lo intentes, la oportunidad será primero para él. A muchos cuates les pasó y mejor se fueron a otros equipos o de plano se dedicaron a otra cosa”.

Wikipedia Commons.

¿El futbol mexicano es limpio?

“Limpio en cuanto a que gana el que lo hace legal, pues sí, creo que sí, no he sabido otra cosa. Pero sí hay muchos intereses que ensucian las buenas intenciones de los jugadores, toda la onda de los promotores y las cantidades que manejan para ayudarlos. Eso no tiene nada que ver con el futbol y así se han acabado carreras”. De acuerdo con la Comisión del Jugador, son 14 los intermediarios registrados, una vez que la FIFA ha eliminado la figura del agente. Sin embargo, hay quienes operan sin estar acreditados por el organismo.

Daniel acusa que el camino de las promesas es doloroso, “cuando sientes que estás a un paso de conseguirlo, te regresan de nuevo y hay que seguir intentando”. En el Clausura 2017, Chivas debutó a cuatro jugadores y fue el que más, pero cinco clubes no lo hicieron: Monterrey, Cruz Azul, Puebla, Jaguares, Veracruz. Los últimos dos equipos contaron con las plantillas más extensas y 39 jugadores extranjeros entre ambas.

Daniel ahora estudia en Canadá, juega por diversión y de aquel momento en el que su imaginación lo transportó al Estadio Azteca ya solo queda una sonrisa bromista al recordarlo. Ve futbol mexicano cuando visita a su familia, sigue algunos resultados por redes sociales, pero se involucra poco.

¿Cuántas veces nos hemos topado en el trayecto a la escuela o al trabajo con un joven que viste el uniforme de futbolista, la sudadera de su equipo y carga la maleta con los botines? En metro, en autobús, a pie, viajes que toman tiempo y exigen recursos. Ahí van los sueños de los que todavía creen. Motivación para los aficionados cuando hay dudas.

Comunicóloga. Reportera. Antes en: juanfutbol, VICE en Español, Cámara Húngara, Goal en Español, Referee. Contacto: an.cmanjarrezt@gmail.com, Tw: @_anniemals

Comunicóloga. Reportera. Antes en: juanfutbol, VICE en Español, Cámara Húngara, Goal en Español, Referee. Contacto: an.cmanjarrezt@gmail.com, Tw: @_anniemals