El tenis, el deporte más sospechoso del mundo

“Es muy decepcionante para los jugadores, pero todos saben lo que está pasando”, declaró Andy Murray en 2007 y la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) saltó del asiento al escucharlo, pidió calma y una entrevista urgente con el británico. El deporte “blanco” se convirtió en el que más sospechas de arreglo de partidos tiene en el mundo, ¿el motivo? Las apuestas ilegales.

En 2003, en un hecho inédito, una casa de apuestas anulaba los pronósticos del partido entre el español Fernando Vicente y el ruso Yevgeny Kafelnikov por un repentino aumento de dinero en favor del valencianista, quien arrastraba once derrotas consecutivas y finalmente conseguía la victoria. El escándalo los apuntó. ¿El tenis es el deporte es el más corrupto del planeta?

“¡Todo lo que ha salido es una mierda!”, defendía el ruso. “No he apostado en mi vida ni cinco duros”, encaraba el español. Sin pruebas para culparlos tras las investigaciones, el vestidor fue sala de juicio para Kafelnikov: “los tenistas me miraban como si fuera una bestia” y el nombre de ambos aparece cuando el amaño es tema.

Con la duda sembrada, cuatro años después, otro ruso fue señalado. Se trataba de Nikolay Davydenko, cuatro del mundo, quien se enfrentaba al argentino rankeado 87, Martín Vassallo Argüello en la segunda ronda en Sopot. La lógica apuntaba al triunfo sencillo de Davydenko en un torneo de menor importancia, pero las apuestas indicaron otra cosa.
Una hora antes del partido, un usuario ruso ponía en juego 540,942 dólares en favor de Argüello. Davydenko hacía lo suyo y vencía 6–2 en el primer set, pero una nueva apuesta, también rusa, de 368,036 dólares por el argentino alertaba a la casa de apuestas de Betfair. El mercado no obedecía a lo que ocurría en la cancha, Martín era favorito. Cuando el encuentro estaba igualado, 258,833 dólares fueron depositados desde el mismo país por la victoria del 87 del mundo. Y sorpresivamente, Davydenko abandonaba en el tercer set debido a una fractura por estrés en el pie.

Nadie obtendría las ganancias calculadas en más de cinco millones de dólares. Al notar patrones irregulares, la casa de apuestas decidió anular los pronósticos. “Está claro que alguien sabía algo”, declaró el director ejecutivo y actúo así para no beneficiar actos fraudulentos.

Davydenko no se alejó de las canchas por mucho tiempo, días después pudo competir hasta los cuartos de final en Montreal sin contratiempos. La mafia rusa parecía estar involucrada, pero el tenista nunca aceptó su participación durante las investigaciones de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) por “no emplearse a fondo en los partidos”.
Entre las dudas, surgió la Unidad de Integridad del Tenis, independiente de la Federación Internacional de Tenis (ITF), la Asociación Femenina de Tenis (WTA) y la ATP. La misma unidad que a principios de este año, a propósito de la investigación publicada por la BBC y Buzfeed que involucra a 16 de los mejores 50 tenistas del mundo en amaño, desmintió haber solapado durante tanto tiempo casos de corrupción.

Sin importar la gran inversión que implica la Unidad de Integridad, el tenis es favorito para las apuestas ilegales. El último reporte anual de la Asociación Europea de Seguridad en el Deporte (ESSA), conformada por las principales compañías de apuestas reguladas, exhibió la emisión de 100 alertas por eventos deportivos sospechosos alrededor del mundo, 73 de ellos fueron partidos de tenis. El futbol le sigue con 19 casos.

La Asociación supervisa el comportamiento de los usuarios e identifica patrones irregulares en las apuestas. Cuando aumentan en volumen o cantidad, reportan al resto de los miembros para descartar que se trate de movimientos legítimos o de un error en los precios fijados por las compañías. De lo contrario, alertan a las autoridades deportivas y gubernamentales correspondientes.

Las casas de intercambio suponen el primer peligro al ser espacios abiertos para la negociación entre usuarios, el intermediario obtiene una parte de las ganancias, pero no las limita. Como sí ocurre en las casas tradicionales, origen de las señales de aviso.

El año inició agitado para los defensores de la legalidad con las acusaciones indirectas a los jugadores top del circuito. El informe del primer cuatrimestre evidencia 11 eventos dudosos, 9 de ellos de este deporte; la mayor parte de las actividades sospechosas fueron registradas en Asia.

¿Qué hace al tenis sitio propicio para la ilegalidad?

Djokovic se convirtió en el tenista mejor pagado de la historia al ganar más de 15 millones de dólares en la temporada anterior. El año fue para él una fiesta constante, pero está lejos de ser la realidad del deporte blanco. De acuerdo con una encuesta publicada por la IFT en 2013, de los 13,736 jugadores cuestionados sólo el 10% puede costear los gastos que implica la práctica profesional a partir de los ingresos por participación.

El número uno se atreve a dudar de la confiabilidad en categorías inferiores. Al ser preguntarle sobre la limpieza de juego, respondió: “Hasta donde yo sé, no pasa en el nivel top. En el nivel challenger, en ese tipo de torneos, quizás ocurra o quizás no”. La disparidad de ganancias por competencia se convierte en factor; sólo unos cuántos pueden vivir del tenis.

Contrario al futbol, la negociación ocurre con una persona y descubrir si se trató de un mal día o si hubo planeación detrás de un retiro por lesión, no es sencillo. “Ellos pueden intentar hacer lo mejor que pueden hasta los dos últimos juegos de cada set, y entonces, cometer errores, hacer un par de faltas dobles y es todo”, dijo Murray a la BBC en 2007.
A estos motivos se suma el hostigamiento. Nicolás Almagro y Roberto Bautista han denunciado amenazas de muerte para perder un encuentro.

Mientras las casas de apuestas afirman ser las principales afectadas con la pérdida de credibilidad en el deporte, los jugadores encuentran absurda la relación de patrocinio entre éstas y las competencias oficiales. Recientemente la Federación Internacional de Tenis anunció el vínculo que lo unirá por tres años a Betway; durante la Copa Davis y la Copa Federación las pistas exhibirán publicidad de la compañía. Como ya lo hace la casa británica William Hill con el Abierto de Australia.

Comunicóloga. Reportera. Antes en: juanfutbol, VICE en Español, Cámara Húngara, Goal en Español, Referee. Contacto: an.cmanjarrezt@gmail.com, Tw: @_anniemals

Comunicóloga. Reportera. Antes en: juanfutbol, VICE en Español, Cámara Húngara, Goal en Español, Referee. Contacto: an.cmanjarrezt@gmail.com, Tw: @_anniemals