¿Es Djokovic mejor que Federer?

Seguramente Novak Djokovic vuelve siempre a este día. Tal vez llore otra vez al recordar que en 3 horas y 56 minutos venció a Federer sobre el césped y también a Nadal -sin su presencia-, le quitó el trono sin planes de abandonarlo pronto. Quizás regresa al 6 de julio del 2014 para no olvidar que la tribuna pocas veces ruge por él, de ahí toma fuerzas y sigue.

La victoria le costó sudor y mucho dolor, no sólo venció al hombre intachable de los 17 títulos de Grand Slam, también lo hizo llorar. Vaya atrevimiento. “Gracias por dejarme ganar”, dijo Nole -en tono simpático- sobre la cancha del All England Club, su rival sonrió en respuesta. El serbio había sido espectador de las batallas entre Nadal y Federer, pero nunca asumió del todo ese rol, en 2011 irrumpió en la monotonía: “Afortunadamente entendí que necesitaba ser más fuerte y aceptar el hecho de competir con estos tremendos campeones. Desde ese momento, todo fue cuesta arriba”.

Wimbledon inicia y a casi dos años de aquel día, Djokovic busca la perfección, los cuatro títulos de Grand Slam en una temporada. La proeza sólo ha sido digna de una leyenda en la Era Abierta: Rod Laver (1962, amateur, y 1969, profesional); Nadal y Federer han jugado sus intentos sin éxito, entonces lograrlo pondría a Nole un peldaño arriba, al menos en cuanto a logros deportivos porque su condición de ídolo siempre es cuestionada.

El amor es suizo, tiene 34 años, una técnica impecable y viste una banda en la cabeza. Se aferra al juego sin provocar tristeza, sus gestos dentro y fuera de la cancha alimentan la adoración de los millones alrededor del mundo. Hoy, mientras Federer reconoce no sentirse apto para pelear el título, Djokovic está a seis de robarle la marca; la que impuso en 2012, cuando pocos hubieran apostado por el riesgo del récord en tan poco tiempo.

Este mismo año podría igualar a Nadal y Sampras, el próximo, ser el más grande. Ni siquiera la cercanía parece asegurarle un sitio en la memoria de los románticos, o se niegan a creerlo porque su época ha sido más “fácil”, porque los grandes rivales han sufrido lesiones. Aquí viene la pregunta importante: ¿en algún momento lo superará como leyenda?

“Está en un nivel tan competitivo, le saca 8000 puntos al segundo lugar, que creo que ya está a esa altura. Lo que pasa también con Federer es el carisma que tiene, lo caballeroso que es, lo humilde que es, la gente lo quiere mucho, es todo un caballero, es suizo, no se mete nunca en problemas y Djokovic es un poco más comprometido, a mí me cae bien, no tengo nada contra él, pero algunas personas lo pueden catalogar a veces como, ya no tanto ahora, pero antes sí era un poco payaso, creído y eso tal vez no le ayuda mucho en imagen. Porque Federer es la perfección, o sea, dime algo malo de Federer”, comenta Eduardo Varela, periodista y comentarista de ESPN, pero enfatiza en la dificultad de la comparación y continúa: “tenísticamente hablando, fantástico. Federer no tenía debilidades en su mejor momento, ¿cuál es la debilidad de Djokovic?, tal vez no tiene el saque tan certero y tan potente, como el primero y segundo saque de Federer, pero ha mejorado muchísimo, igual en sus voleas no es tan fantástico como Federer y no brilla tanto, pero creo que ahí está ya”.

Los números están con él. Desde su irrupción en 2011, Nole ha ganado 11 de los 22 títulos disputados y el año pasado batió el récord de puntos en la historia de la ATP. Pero tener un lugar entre los grandes se trata poco de estadísticas, así lo explica Eduardo Varela: “no me fijo nada más en cuántos torneos ganó, porque para mí Borg ganó nada más once, no ganó Australia más que una vez, o sea, no es nada más la cantidad sino la calidad y yo creo que Djokovic ahí está; lo que es Federer, Djokovic, Borg, Lendl, hay cinco o seis que están allá arriba y yo creo que Djokovic ya está a la altura de ellos”.

Él baila, canta, comparte un jugo con un ball boy, dibuja el corazón de Guga sobre la arcilla de París y a diferencia de Federer, muestra su lado terrenal, se enfada, rompe raquetas, grita y le responde al público. Lo pintan de villano. De acuerdo con la publicación Quartz, Roger Federer fue el tenista más ganancias en reunió la temporada pasada bajo el concepto de patrocinios: 58 millones de dólares, debajo de él, Novak Djokovic con 31 millones y Nadal, 28 millones: el amor se mide.

En conclusión, Rod Laver, para ESPN: “No creo que se pueda poner a uno de los dos por encima cuando nos fijamos en sus actuaciones. Ya conoces el récord de Roger. Pero por la forma en que Djokovic ha estado jugando últimamente no se le puede pasar por alto”.

Comunicóloga. Reportera. Antes en: juanfutbol, VICE en Español, Cámara Húngara, Goal en Español, Referee. Contacto: an.cmanjarrezt@gmail.com, Tw: @_anniemals

Comunicóloga. Reportera. Antes en: juanfutbol, VICE en Español, Cámara Húngara, Goal en Español, Referee. Contacto: an.cmanjarrezt@gmail.com, Tw: @_anniemals