La Copa Mx no da ni las gracias

“La misma gente lo toma como un partido en broma”, dijo Antonio Mohamed en febrero como queja al formato de la competencia. Pero a la Copa Mx le quitaron el chiste. A poco de terminar el año se quedó sin premio. México no participará en la próxima edición de la Copa Libertadores; la motivación por el medio boleto como recompensa al campeón se acabó, sin premios económicos le resta levantar el trofeo, dar la vuelta de celebración y volver a casa.

La Copa Mx no ha conseguido un sitio en el corazón del aficionado mexicano, al título lo califican como “de chocolate” y se mofan de las excesivas fiestas en su nombre. A los técnicos les molesta, a decir de Mohamed: “Este formato de competencia de Copa a los técnicos nos molesta porque no tenemos semana de trabajo nunca y tenemos que estar viajando entre semana, genera un gasto muy grande y a la prensa no les interesa llenar más de dos renglones de información”. La Volpe también ha expresado su desacuerdo por el exceso de juegos.

Está lejos de lo que despierta el torneo de copa más viejo del mundo, el que se juega en el Reino Unido y goza de una reputación tal que es despreciable que un técnico de equipo grande renuncie a la posibilidad de ganarla. Con todo y el calendario atiborrado, Arsene Wenger habla de la FA Cup en tono romántico y nostálgico:

“Todos pueden soñar en esta competencia. Todos pueden soñar con ir a Wembley. Es el mismo sueño que tienes de niño, cuando tu padre te dice: ‘Vamos a ir a Wembley’ y eso se queda contigo. Es un día especial para todos los que aman el futbol en Inglaterra”.

Se trata poco menos de los premios económicos, aunque la FA Cup entrega más que cualquier otra: alrededor de 2 millones de euros al campeón, una de las recompensas es jugar en el templo del futbol o al menos tener la posibilidad de recibir a alguno de los históricos en casa, si la fortuna del sorteo o el replay lo permite. Entonces las ganancias por la taquilla serán un pequeño triunfo, en una competencia que presume un promedio de asistencia de 13,586 aficionados, detrás de la Pokal del futbol alemán que reunió a 20,841 y por encima de la Copa del Rey que promedió 10.571 seguidores.

Hace unos meses, Pitch Internacional adquirió los derechos de transmisión de la FA para Europa, África y Oriente Medio, mientras IMG lo hizo para el resto del mundo. De acuerdo con SportBusiness, el contrato por seis temporadas se firmó por encima de los mil millones de dólares.

La mexicana ha fallado en volverse entrañable. Los partidos de grupo suelen atraer muy poco, a menos que se trate de plazas que difícilmente verán a un club popular sobre su césped. En la última edición, dos de las mejores entradas de esta fase se registraron en las visitas de Chivas a Cafetaleros y a Jaguares en Chiapas.

Tuvo que ocurrir un Clásico Nacional para cambiarle la cara a la Copa, al menos por un rato, porque ni siquiera la final entre Chivas y Querétaro consiguió superar los niveles de audiencia, de acuerdo con Récord.

En España también se habla del calendario apretado que propicia la Copa del Rey, frente a la casi nula posibilidad de triunfo de los equipos chicos; se quejan de los gastos elevados que generan los traslados, aun con la ayuda económica de la Real Federación Española de Futbol. Sin embargo, el sorteo puede significar un golpe de suerte para las finanzas de un club golpeado de la Segunda División B. Una visita del Real Madrid, el Atleti o el Barcelona provoca sonrisas y suma a las arcas.

Como ocurrió con el Cádiz, cuando recibió a los merengues en dieciseisavos, y un millón de euros fue la expectativa de ganancia entre taquilla y publicidad, suficiente para respirar un poco ante la alerta de la suspensión de pagos en el club.

El 16 de octubre del 2015, en el vestidor del Villanovense celebraron el sorteo como si se tratara del premio mayor de la lotería; los jugadores abrazados saltaban y cantaban, no habían ganado nada… sólo la visita del Barcelona. Una plantilla de futbolistas que vive al día -entre ellos un enfermero, un vendedor de seguros, trabajadores de limpieza y de la construcción- se ilusionaron con quitarle una ocasión a Messi o frenar a Neymar.

El Estadio Romero Cuerda estrenó el césped, 10,500 abarrotaron las tribunas en espera de lo peor o del milagro… el gol nunca llegó. Luis Enrique se guardó a los mejores y en la vuelta en el Camp Nou los acabó; para el recuerdo anotaron un gol ante un equipo repleto de suplentes. Eso es también la Copa del Rey, la que premia con 18 mil euros por librar la primera ronda y entrega un millón al campeón.

La Copa del Rey no tiene cuenta oficial de Twitter ni de Facebook, pero se habla más de ella en México que de la FA Cup, la Pokal o la Copa Argentina. Su hashtag puede rastrearse desde Estados Unidos, pasando por Centro y Sudamérica, hasta Nigeria, Pakistán o Indonesia. La competencia mexicana y la argentina superan a las otras en seguidores sin conseguir un impacto similar en sus publicaciones.

A diferencia de las otras, la MX sólo incluye a la división inferior inmediata, son 27 equipos frente a los 736 de la legendaria FA Cup. Su sistema de competencia es atacado porque los partidos de eliminación directa aparecen hasta Octavos y hay dos campeones al año. Algunos técnicos, como Ferretti, usan esos partidos para rotar al equipo y dar oportunidad a jóvenes que normalmente no juegan; los aficionados se aburren. La retribución económica que sí hay en la Copa de Alemania, con 7, 459, 000 euros acumulados, Copa del Rey, FA Cup y Copa Argentina no existe, ahora el premio deportivo tampoco.

A la Copa Mx le conviene buscar una gran recompensa y su historia de amor.

Comunicóloga. Reportera. Antes en: juanfutbol, VICE en Español, Cámara Húngara, Goal en Español, Referee. Contacto: an.cmanjarrezt@gmail.com, Tw: @_anniemals

Comunicóloga. Reportera. Antes en: juanfutbol, VICE en Español, Cámara Húngara, Goal en Español, Referee. Contacto: an.cmanjarrezt@gmail.com, Tw: @_anniemals