Las 12 peores inversiones de la Liga MX

El futbol se alimenta de la credulidad. Cada torneo es una nueva historia, las instituciones buscan credibilidad a billetazos, el jugador confía en valer lo que pagaron y el aficionado compra la promesa. A veces ganan todos. Pero existen las mentiras, ¿cuántas veces le han fallado?, en dinero se traduce en 40.3 MDD del 2000 a la fecha.

El escenario es el mismo, la escena se repite. El jugador sonríe frente a los flashes, sostiene la camiseta y se aferra al discurso. “Vengo con esa hambre de poder marcar, de terminar esas jugadas que muchas veces se producen y es difícil terminar, pero la idea es esa, marcar”, lo dijo Roque Santa Cruz al llegar a Cruz Azul, pero pudo ser cualquiera.

Cámara Húngara destaca los 12 fichajes de la Liga MX de los últimos 16 años y medio (33 torneos) que terminaron en fracaso. Alguna vez fueron portada o peor, su apellido todavía se pasea en la playera de un incauto.

Duvier Riascos/2013, 8.3 MDD

Tijuana-Pachuca

A Riascos lo buscó el Stuttgart meses antes de su incorporación al Pachuca, pero no hallaron reemplazo para el goleador del campeonato y no lo dejaron ir. En el verano, los Tuzos tuvieron el honor de cerrar el draft con el fichaje más caro del verano; pagaron todo por el jugador que guió a Xolos al primer título de su historia, el que estuvo a punto de llevarlos a una semifinal de Copa Libertadores, pero esa versión de Duvier nunca llegó a Pachuca.

En la jornada 11, cuando el colombiano apenas había marcado un gol, la afición le reclamó en Twitter su bajo desempeño. Las respuesta del futbolista fue la mayor nota que dio durante el torneo: “Me chupan un hue.. todos los habladores de peste me vale ver.. lo que piensen jajajaja si se mueren también me da igual, muérdanse el codo”. La reacción le costó 150 mil pesos.

Los minutos no se acabaron para Riascos con la indisciplina, terminó el torneo con 17 partidos jugados, 14 como titular, y dos anotaciones.

Everton Cardoso/ 2010, 5 MDD

Flamengo-Tigres

Tigres peleaba por no descender cuando decidió confiar en la joven promesa del futbol brasileño, Everton Cardoso. De la cuenta ni se acordaron, pero se trató del tercer fichaje más costoso del futbol mexicano, detrás de Federico Insúa y Aquivaldo Mosquera en aquel momento.

El delantero fue relegado a la banca, se lesionó, disputó apenas siete partidos y una asistencia fue su aportación en dos torneos. Al ‘Tuca’ Ferretti le preguntaron alguna vez por su ausencia después de los millones invertidos y respondió: “Nadie vino aquí gratis, hay otros que también costaron dinero”. Tigres lo prestó en Brasil y en Corea, sin tener suerte con la compra.

Ariel Nahuelpan/2013, 4.3 MDD

LDU Quito-Pumas

A diferencia de los aficionados de Pachuca, los de Pumas no responderán sonrientes al mencionarles a Ariel Nahuelpan. Se fue hace unas semanas del futbol mexicano con la medalla de campeón en la maleta, la que estuvo lejos de conseguir en el equipo que lo trajo. Él culparía a la mala táctica cuando eran dirigidos por José Luis Trejo de su poca efectividad. Dos anotaciones en 16 juegos con Pumas. “No sabía que mi mamá era conocida”, declaró el jugador en respuesta a los silbidos que recibió en su regreso al Estadio Universitario, entonces como rival.

Ikechukwu Uche/ 2015, 3.8 MDD

Málaga-Tigres

La Liga MX no ha conocido a Uche, nunca ha jugado en el Estadio Universitario. Si no regresa a Tigres, un gol contra Isidro Metapan en la Liga de Campeones será el recuerdo del que llegó al mismo tiempo que Gignac.

Uche festejó el cuarto título de Tigres con una fotografía en el vestidor, sostenía la copa del Apertura 2015, fue campeón sin haber jugado un minuto en el torneo.

Yimmi Chará/2015, 3.6 MDD

Deportes Tolima-Monterrey

Chará pasó por Rayados sin dejar marca, ni siquiera la de un fracaso contundente. Poco se habla de la cantidad pagada a cambio del bajo rendimiento del colombiano, parte de un proyecto que incluyó a Edwin Cardona y Alexander Mejía.

De eso, nada. El atacante jugó 13 partidos, sólo cuatro como titular y marcó en una ocasión. “Hay muchos movimientos en lo táctico que han cambiado, que de pronto los compañeros no han dado como ese plus para que encaje”, expresó cuando la presión aumentó por su falta de gol.

Se fue a préstamo al Atlético Nacional, volvió a México para descender con Dorados, ahora ha regresado a Monterrey por la revancha.

Brian Lozano/2015, 3 MDD

Defensor Sporting Club-América

Se va para cumplir el sueño de su padre en uno de los clubes grandes de Uruguay, el Nacional, después de jugar en el club más ganador de México. Tiene apenas 21 años y ya lo vivió. Para esta experiencia fugaz tiene dos palabras: “muy linda”.

Dijo que llegaba para ser ganar el título, pero una lesión lo apartó del equipo desde la fecha 11. Su edad lo puso de vuelta en el camino muy pronto; a pesar de que en 117 minutos no hubo goles, jugará a préstamo en un histórico.

Nery Castillo/2012, 2.9 MDD

Libre- Pachuca

Nery se puso la camiseta del Pachuca desde que pisó el aeropuerto. Después de un largo recorrido por Europa que inició con el Olympiacos en el 2000, jugaría por primera vez en México y se encontró pronto entre multitudes que querían escuchar alguna de sus declaraciones, explosivas, casi siempre.

Llegó desde el Aris Salonica de Grecia, convencido en buena parte por la dirección técnica de Hugo Sánchez. Su sueldo no era cualquier cosa: 120 mil dólares al mes, la cantidad que más tarde complicó la salida del club que ya urgía a ambas partes.

Se burló de Vergara y fue sancionado, lo prestaron a León y se quejó de Matosas; en ambos equipos acumuló 20 partidos y sólo festejó un gol. Pachuca lo liberó y volvió a Europa para intentarlo con el Rayo Vallecano, marcó dos goles. Hoy no tiene equipo.

Christian Gimenez/ 2007, 2.4 MDD

Hertha Berlín-Toluca

“Jimmygol”, le llamaban en su país. En su último torneo con Toluca, el argentino salía a la cancha de la Bombonera poco antes de que iniciara el partido, volteaba a la tribuna en busca de una sonrisa cómplice de la afición, se acercaba a los postes de la portería y los tocaba, pero en el juego no la encontraba.

Se aferró al ritual, no resultó. El delantero argentino se fue después de jugar 37 partidos y con ocho anotaciones. Su nombre vuelve cada año como sinónimo del fracaso cada que los Diablos Rojos anuncian una contratación.

Edno Cunha/2012, 2.2 MDD

Corinthians-Tigres

“Vengo para quedarme mucho tiempo y hacer historia acá”, dijo el delantero en su presentación. La afición dudó de él desde que estampó la firma en el contrato, por el temor a otro Everton Cardoso, pero Juninho lo respaldó: “Conozco a Edno, ya jugué contra él (…) es un jugador muy fuerte, explosivo, rápido, con certeza nos va a ayudar”.

Edno quedó en la historia de Tigres, pero en la oscura y él mismo pidió su salida de la institución, luego de 22 partidos y cuatro goles, para volar como préstamo a Japón; nunca estuvo cómodo con la posición de centro delantero, así se excusó.

El brasileño no regresó y ha vestido siete camisetas más en el futbol de su país.

Ronaldinho/ 2014, 1.9 MDD

Libre- Querétaro

El brasileño fue el fichaje más rimbombante del futbol mexicano de la última década: ganador de la Champions League y un Mundial. No había mejores cartas de presentación. Además, llegaba como el mejor jugador de la liga brasileña con Flamengo. Querétaro — un equipo mediano- había hecho la contratación estelar. Los números no respaldaron la expectativa, de los 40 partidos que disputaron los Gallos en los dos torneos que permaneció el jugador en la plantilla, apenas jugó 26, tardó en estrenarse más de un mes en el campeonato local. El 26 de mayo del 2015 durante el partido de semifinales ante Pachuca salió de cambio, reportes de NBC deportes indicaron que hubo gritos en el vestidor entre él y el entrenador Víctor Manuel Vucetich y abandonó el estadio. Mucho ruido con un fichaje que quedó a deber.

Roque Santa Cruz / 2015, 1.6 MDD

Málaga-Cruz Azul

Su salario superó al de Ronaldinho, 2.6 mdd dólares anuales, de acuerdo con Forbes México fue el mejor pagado de la Liga. El entusiasmo vistió de salvador a un delantero de 33 años que algún día triunfó en Baviera y llegaba del Málaga.

La presentación ante los medios duró más que su debut en el Estadio Azul, el paraguayo tenía apenas 12 minutos en la cancha cuando sufrió un desgarro en la pierna derecha que lo dejó fuera por seis jornadas. “Roquegol” volvió para marcar cuatro goles y nada más. Cruz Azul y el fichaje más mediático del mercado invernal se quedaron sin liguilla.

El contrato expiraba en 2017, en junio pasado fue rescindido, a su regreso del préstamo con el Málaga. “¡Bienvenido a tu casa, Roque Santa Cruz!”, tuiteó Olimpia, su primer equipo y seguramente la última estación.

Maranhao/ 2012, 1.3 MDD

Esporte Clube Bahia-Cruz Azul

“Velocidad y astucia, las cartas de presentación de Maranhao”, anunciaba un blog de fanáticos del Cruz Azul; más adelante advertían: “Por lo menos es lo que se alcanza a apreciar en un video”. Del mediocampista Francinilson Meirelles también se conocía el video de una lesión que se provocó en el brazo al intentar un quiebre ante un rival.

Minuto 45’, Maranhao recibió pase de Aquino y soltó un disparo de zurda colocado a primer poste, uno de los cuatro goles que los celestes propinaron al Nacional de Paraguay en Libertadores, el único del mediocampista brasileño de 21 años que jugó 44 partidos.

Comunicóloga. Reportera. Antes en: juanfutbol, VICE en Español, Cámara Húngara, Goal en Español, Referee. Contacto: an.cmanjarrezt@gmail.com, Tw: @_anniemals

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store