¿Por qué nos vuelve locos la Premier League?

La agonía del tiempo agregado en el futbol. Las mejores historias pueden relatarse al borde de la desesperación. La Premier League sabe de eso. Aquellos tres minutos del 13 de mayo del 2012 le arrebataron el misticismo al “Fergie time”, para Sir Alex Ferguson sólo hubo caras largas, los vecinos gozaron una sensación que creían olvidada y algunos ni la conocían.

Manchester United y Manchester City, 89 puntos. Último partido de la temporada, Etihad Stadium, tiempo regular cumplido. Manchester City perdía 2–1 frente a un equipo salvado de la muerte, Queens Park Rangers: el título se alejaba y peor, lo entregaban al más detestable rival que ya había cumplido con su parte, vencer 1–0 al Sunderland… acariciaban con extrema precaución la copa a 228 kilómetros de distancia, estresados en una banca ajena, la del Stadium of Light.

Los citizens habían chocado una y otra vez contra 10 jugadores aferrados a su marco tras una expulsión, los nervios hacían de las suyas y parecían nublar los sentidos, no lo suficiente para que Dzeko igualara el marcador al 92’, sólo en espera de la consolidación del ídolo. Un minuto, no más. Sergio Agüero abandonó su zona para buscar el balón, recibió de De Jong, entregó a Balotelli en el centro de la medialuna y corrió a buscar su momento, el centro accidentado fue el preámbulo de un regate corto dentro del área y un derechazo clavado pegado al palo sin opciones para el arquero. La deidad era de nacionalidad argentina, después de 44 años, la copa les pertenecía de nuevo.

De las lágrimas en las butacas a la invasión de la cancha. “I love you, I love you!”, le gritaron al ‘Kun’ mientras lo llenaban de besos y abrazos, en el fondo sonaba Wonderwall de Oasis, la banda británica vinculada al club por amor. La historia la cuentan ellos, los ganadores, el técnico Roberto Mancini, envuelto en una bandera de Italia dijo: “Lo merecíamos… nunca vi un final como este… loco, loco”, Agüero declaró: “todo es sobre el City ahora, no del United” y Zabaleta: “Solo he marcado un gol en toda la Liga, y pensé que no valdría para nada”. Eso es la Premier League, la impredictibilidad hasta el último minuto de juego, también la pasión de sus aficionados.

¿Qué la hace tan apasionante?

Sus futbolistas. Los dos mejores jugadores, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, no juegan en ella. Desde hace seis ediciones, la FIFA reconoce al mejor jugador del mundo con el Balón de Oro y las ternas han estado dominadas por futbolistas españoles, no hay presencia de elementos de la Premier League. Sin embargo, los más regulares trabajan en el Reino Unido, los seleccionados nacionales son la prueba, en la Copa del Mundo del 2014 dominaron con 105, seguida por la Serie A con 81 y la Bundesliga con 73. En la reciente Eurocopa también contaron con mayoría, el 20% de los participantes pertenecían a esta liga.

Los aficionados valoran que cualquier equipo pueda pintarle la cara a uno de los legendarios, el mejor ejemplo ocurrió en la temporada anterior con el modesto -sólo en economía- Leicester City. Aunque beneficiado por la debacle de los imponentes, comenzó a creer, a tomar fuerzas de la confianza de los suyos y la incredulidad de los ajenos, creció tanto que ninguno pudo parar la obtención del título, el primero en sus 132 años de historia.

Es difícil repetir la hazaña, el propio Claudio Ranieri lo reconoce y eso no significa que la Premier League se torne aburrida. Los mejores técnicos del mundo decidieron alimentar las emociones, Guardiola, Mourinho y Conte ya están del lado británico; no hay forma de refutar que son los más ganadores, según un índice de puntos y trofeos, presentado por The Telegraph, los de este campeonato suman 92 puntos, su más cercanos competidores están en La Liga y reúnen 38. La EPL presume experiencia y variedad de esquemas de juego.

La Bundesliga registra el promedio más alto de asistencia entre los grandes campeonatos europeos y la Premier League, con los boletos menos accesibles, entrega a cambio un espectáculo que disfrutan en la tribuna, en el campo y frente al televisor. Christian Fuchs, defensa del Leicester City y exjugador del Schalke 04, es sincero sobre sus sentimientos: “Honestamente creo que la Bundesliga es aburrida. En el 95% de los casos el Bayern gana el partido. En Inglaterra, el nivel es más alto y cualquiera puede vencer al que sea. El juego es mucho más fluido, eso es muy bueno. Disfruto todas mis heridas cada semana”.

La atmósfera de sus estadios, el calor de los aficionados y la historia de sus escenarios. Luis Suárez dejó al Liverpool por buscar los títulos ansiados, los tiene con el Barcelona, pero el sentimiento al pisar Anfield y escuchar el “You’ll never walk alone” entonado por miles de aficionados en cada ocasión no se le olvida. “Podía no estar en el mejor ánimo para un partido, pero luego recordaba que saldría a calentar y cambiaba totalmente mi mentalidad. Pensaba: ‘tengo que anotar dos o tres goles hoy’. Lo que transmite la gente a los jugadores era increíble”. Así como Fuchs, el uruguayo tampoco omite que la Premier League encanta por sorpresiva: “No quiero que suene irrespetuoso, pero (en España) hay algunos juegos en donde miras a la prensa y se preguntan: “Vamos a ver, ¿cuántos goles anotará el Barcelona hoy? En la Premier League nunca sabes qué va a pasar y es algo que extraño”.

Una última prueba de amor: el contrato de televisión del siglo. La audiencia futbolera alrededor del mundo los prefiere y ha ayudado a la Premier a venderse al precio que quiere. El nuevo acuerdo, 2016–2019, costó 7,384 millones de dólares a Sky y BT, representó un incremento el 70% con respecto al de hace tres temporadas. Ahí reside la capacidad de competencia de los equipos pequeños; a diferencia de otras ligas, en esta el 50% de los ingresos por transmisiones televisivas se reparten en partes iguales, un 25% se define por la clasificación final y el restante por audiencias televisivas. Cada uno recibirá al menos 130 millones de euros, una cifra impensable para un equipo español de media tabla. El modelo ha demostrado su efectividad y es tan atractivo que La Liga planea emularlo próximamente.

Para México, Centroamérica y República Dominicana, Grupo Televisa pagó 56.1 millones de dólares a cambio de asegurar futbol británico hasta el 30 de junio del 2019. De acuerdo con cifras de popularidad en Twitter, el equipo favorito de los mexicanos es el Chelsea, seguido por el Arsenal y el Liverpool.

Hay EPL hasta en Navidad, los jugadores no lo adoran tanto, pero esos esfuerzos son muy valorados por los seguidores al momento de elegir su liga favorita. Por su poder para enamorar, la Premier es envidiada por el resto.

Comunicóloga. Reportera. Antes en: juanfutbol, VICE en Español, Cámara Húngara, Goal en Español, Referee. Contacto: an.cmanjarrezt@gmail.com, Tw: @_anniemals

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store