ROUND 6: La popularidad de ‘Canelo’ no ha sido suficiente para ser ídolo

Canelo y Peña Nieto. / (Foto: Presidencia de la República Mexicana)

En 2013, Televisa le buscaba un doble al ‘Canelo’, convocó a un casting de niños de entre siete y once años, el parecido físico y el gusto por el box eran indispensables. El plan era hacer una telenovela inspirada en su vida -la fórmula que casi siempre les resulta y es su orgullo de exportación-. Juan Carlos Osorio iba a producirla bajo el nombre “Viva México”, decían que el boxeador y su novia tendrían participación, aunque el boxeador había negado el interés por actuar.

Parte del proyecto se presentó en la Ciudad de México, durante la gira de promoción de la pelea entre Saúl Álvarez y Floyd Mayweather, ahí estuvieron los actores: Carmen Salinas, Yolanda Andrade, Gabriel Soto y Jesús Ochoa, además de un grupo de niños preseleccionados. El productor dijo que la intención era “apuntalar la imagen de ídolo del ‘Canelo’”.

No sucedió. Saúl Álvarez perdió esa pelea tan promocionada ante Mayweather, todas las expectativas fueron aplastadas en un combate aleccionador para el mexicano, a quien los aficionados reclamaron la falta de rebeldía y orgullo, que otras figuras nacionales habían mostrado en sus respectivas ocasiones. ‘Canelo’ fue exhibido y tras la derrota, ocurrió la ruptura con Televisa por motivos que nunca fueron aclarados; el boxeador argumentó “cuestiones laborales y PERSONALES”, así, con mayúsculas porque una de sus revistas publicó declaraciones que lo acusaban de asesinato.

Se detuvo la construcción del ídolo popular con la maquinaria de la empresa que se autonombra “fábrica de sueños”. El seguimiento a Álvarez había iniciado cinco años atrás dentro y fuera del ring al exhibir aspectos de su vida privada en entrevistas y reportajes que nada tenían que ver con la actividad deportiva. Más tarde, firmó con la competencia.

El boxeador es garantía de éxito. El combate contra Mayweather significó 22 millones de espectadores para Televisa. Esa cobertura mediática le dio valor entre los aficionados ocasionales, consumidores de las grandes peleas bajo el discurso de la defensa del orgullo nacional y una tradición del boxeo sostenida en el pasado, pero le restó credibilidad entre exboxeadores y expertos que lo consideran un producto de la televisión. La desconfianza se ha alimentado de las condiciones de los rivales que le han valido los triunfos importantes, entre peleadores de reciente ascenso o a punto del retiro, Mayweather suponía ser el examen para avalar su condición de ídolo y reprobó.

Su rival de este fin de semana, Julio César Chávez Jr. aprovechó esta mala fama para provocarle previo a la pelea. “Nunca hemos (él y su padre) bailado ni cantado ni sido artistas ni nos han puesto novias ni nos han hecho esto para hacer fama. Al contrario, mi fama es real, la fama es simple y sencillamente de boxeo no se debe a nada más”, dijo a ESPN.

‘Canelo’ vende. El año pasado, la revista Forbes incluyó a dos mexicanos entre los cien deportistas con mayores ingresos. El sitio 92 de una lista que incluyó a Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, Roger Federer, Lebron James, Serena Williams, le correspondió a Saúl con 21.5 millones de dólares -el único boxeador en activo del ranking- y justo detrás de él, el beisbolista Adrián González.

Tecate confió en él y rompió la costumbre de firmar únicamente peleas, por primera vez decidió patrocinar a un boxeador. Con la campaña “Born Gold”, la marca comenzó la conquista del público en Estados Unidos, el objetivo es romper la barrera cultural y de idioma, ir por todo. Para Oscar de la Hoya, ahora promotor del ‘Canelo’ bajo la firma Golden Boy Promotions, el éxito está conectar con ese público. Así se explica que el mexicano se esfuerce tanto por aprender inglés, una carencia que ha sido criticada en medios internacionales por su intención de llenar el espacio comercial y deportivo que dejó Mayweather.

En uno de sus comerciales dirigidos a los estadounidenses, Saúl Álvarez hace la entrada triunfal a la arena, viste dorado de pies a cabeza, va sentado en un trono del mismo color brillante, cargado por un grupo de mujeres. Un águila negra lo acompaña (símbolo de la marca) y le pide desprenderse del oro que lo cubre. El boxeador se encamina al ring como cualquiera. “World Champion Boxer Canelo Alvarez doesn’t need the gold to get the glory. When you’re #BornBold, all you need is perseverance and skill”.

En México, el box ocupa el segundo sitio en las preferencias deportivas, después del futbol. Sin embargo, él no ha podido satisfacer la necesidad de un referente y el público conocedor exige calidad. La popularidad de Álvarez es intermitente, nada comparado con la admiración que otros como Julio César Chávez, Óscar de la Hoya, Erick Morales, Juan Manuel Márquez generaron en sus buenas épocas. Entre los mexico-americanos la historia es otra.

De la Hoya cree que es cuestión de tiempo. “Es un boxeador agresivo y emocionante que lanza muchas combinaciones y va por el nocaut. Eso es lo que los fans quieren ver. Fuera del ring es un buen ciudadano, respetable. Simpático. Las mujeres lo aman y los hombres lo respetan por la seriedad con la que toma su oficio. Tenemos el producto perfecto para construirlo y eventualmente convertirlo en una estrella global”, declaró para Bleacher Report hace algunos meses.

El enfrentamiento entre dos mexicanos, Álvarez y Chávez Jr. es una petición de un lustro atrás, espera romper la marca de los 50 millones de espectadores en México en las transmisiones de Televisa y Tv Azteca. Los boletos para el T-Mobile de las Vegas se agotaron en menos de diez días. El boxeador popular se juega la credibilidad en este combate, pero su oportunidad de apuntarse como ídolo no es ante el hijo de la leyenda. De ‘Canelo’ exigen la demostración de su poderío frente al invicto campeón mundial de peso mediano, Gennady Golovkin.

Comunicóloga. Reportera. Antes en: juanfutbol, VICE en Español, Cámara Húngara, Goal en Español, Referee. Contacto: an.cmanjarrezt@gmail.com, Tw: @_anniemals

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store